La ley de Prägnanz es una ley con muchos otros nombres: ley de buena configuración, ley de simplicidad, ley de preñez, ley de buena figura. Esta ley es uno de los principios referidos como principios de percepción Gestalt y es una tendencia a interpretar imágenes ambiguas como simples y completas, versos complejas e incompletas.

Conjuntos de caracteres interpretados como caras únicas en vez de múltiples caracteres independientes.

¿Qué dice la Ley de Prägnanz?

Este principio afirma que cuando a las personas se les presenta un conjunto de elementos que se pueden interpretar de diferentes maneras, interpretan los elementos de la manera más sencilla: arreglos con menos elementos en lugar de más, composiciones simétricas en lugar de asimétricas, etc...

Ejemplos de interpretaciones

  • Un conjunto de formas que toque en sus bordes interpretado como adyacentes o superpuestos
  • En formas complejas se interpreta como adyacentes como piezas en un rompecabezas
  • En formas simples, se interpreta que se superponen entre sí

Esta ley también se aplica a la forma en que las imágenes se recuperan de la memoria. Un ejemplo sería como recordamos las posiciones de los países en los mapas: más alineadas y simétricas de lo que realmente son.

Recordar imágenes de la manera más simple significa que se aplican recursos cognitivos para traducir imágenes en formas más simples. Por tanto, imágenes más simples requieren menos recursos cognitivos.

Creo que es importante recordar esta información en tu diseño. Sobretodo para minimizar la cantidad de elementos del mismo. Recuerda que las composiciones simétricas se perciben como más simples y más estables que las asimétricas, pero las composiciones simétricas son percibidas como menos interesantes.

Por tanto, si la eficiencia de uso es la prioridad debes favorecer las composiciones simétricas si la eficiencia de uso es la prioridad, y las asimétricas cuando quieres priorizar el interés.

¿Usas la ley de Prägnanz en tus diseños? ¡Coméntalo abajo!

Foto: @artyart @freepik

Fuentes: