El daltonismo es una condición en la que las personas a menudo confunden los tonos o pierden la capacidad de distinguir los colores. Las mujeres son menos propensas a tener esta condición, cuando aproximadamente uno de cada doce hombres es propenso a ella.

RGB como fuente principal de color

Existen varias teorías sobre la percepción del color. Pero la más popular se basa en la retina humana, que tiene tres células especiales llamadas conos. Cada cono es responsable de una parte del espectro de colores: rojo, verde y azul. Los conos reaccionan a la luz y envían información sobre su entorno al cerebro. Allí, todos los datos se reciben y se suman para producir los colores que vemos.

Los humanos no interpretamos realmente los colores por igual, no compartimos exactamente la misma experiencia de visión del color. Debido a que el ojo humano y el cerebro trabajan juntos para traducir la luz en color, cada uno de nosotros ve los colores de manera diferente. Tu azul puede ser un poco más azul que el de otra persona. Sin embargo, a veces las diferencias en la visión del color son muy diferentes. Se estima que 253 millones de personas viven con discapacidad visual: 36 millones son ciegas y 217 millones tienen una discapacidad visual de moderada a grave.

Los defectos de los conos conducen al empeoramiento de la visión del color. Dependiendo de la gravedad de los defectos, un ser humano puede confundir los tonos o perder la capacidad de distinguir los colores. Para la mayoría de las personas, esta condición es genética. Los tipos más comunes de daltonismo se deben a la pérdida o función limitada de los fotopigmentos de cono rojo o verde. Este tipo de daltonismo se conoce comúnmente como daltonismo rojo-verde. Por ejemplo, en las personas con deuteranopía, no hay células cónicas verdes que funcionen, lo que significa que no solo pueden ver el verde sino también los colores que lo componen. Lo mismo ocurre con la protanopia, pero en este caso, el individuo no tiene conos rojos en funcionamiento. El daltonismo azul-amarillo es más raro que el rojo-verde, y un tipo de daltonismo aún más raro se llama monocromía (o daltonismo completo). Las personas monocromáticas no experimentan los colores en absoluto, sólo distinguen los colores por el brillo. En otras palabras, ven el mundo entero en blanco y negro.

¿Por qué es tan importante en tus diseños?

En la imagen superior se puede ver una comparación de la percepción del círculo cromático por parte de personas con diferentes tipos de daltonismo. Estos trastornos específicos y otros daltonismo se simulan utilizando el servicio Coblis.

El color no es omnipotente, con un color base adecuado se puede establecer una buena interfaz de usuario y mejorar la experiencia de usuario.

Estadísticamente hablando, la mayoría de las personas con una forma moderada de daltonismo rojo/verde solo podrán identificar con precisión 5 o más colores de una caja estándar de 24 lápices de colores.

Conclusión

Todo tipo de daltonismo causa inconvenientes y esto se traslada a la experiencia del usuario. En el peor de los casos, las personas daltónicas no pueden usar un producto en absoluto. Molestará a muchos usuarios y en consecuencia a muchos clientes potenciales.

Photo by Francesca Saraco on Unsplash

Referencias:
· Color blindness: how to design an accessible user interface