Existen unos tipos de espacios que son utilizados para detener crímenes. Estos espacios se llaman espacios defendibles. En este artículo veremos tres características importantes de los espacios defendibles y cómo deberías utilizar como diseñador.

¿Qué es el espacio defendible?

Un espacio defendible es un espacio que “cuenta con marcadores territoriales, oportunidades de vigilancia y claros indicios de actividad y propiedad”. Puede ser un vecindario, una casa, un parque u oficina que tiene características que transmiten propiedad y permiten una vigilancia fácil y frecuente.

Recuperando el trabajo de Oscar Newman, existen tres características clave de los espacios defendibles: territorialidad, vigilancia y barrera simbólicas.

La Territorialidad

La territorialidad establece espacios de propiedad claramente definidos.

Características de la territorialidad:

  • marcadores comunitarios y puertas para promover una identidad y marcar el territorio
  • límites visibles para crear patios privados
  • privatización de los servicios públicos

Estos elementos asignan la responsabilidad de custodia de un espacio a los residentes.

La vigilancia

La vigilancia se trata de una tutoría del entorno durante las actividades diarias normales.

Características de la vigilancia:

  • Iluminación externa
  • Ventanas y puertas que se abren al exterior
  • buzones de correo en áreas abiertas y transitadas
  • patios y áreas de juego

Estos elementos dificultan la participación de las personas en actividades que pasan desapercibidas.

Las Barreras simbólicas

Las barreras simbólicas se colocan para crear la percepción de que el espacio de la persona está cuidado y es digno de defensa.

Tipos de barreras simbólicas:

  • Mesas de picnic
  • Columpios
  • Flores y muebles de jardín

Recuerda que la idoneidad de varios tipos de barreras simbólicas debe considerarse dentro del contexto de una comunidad en particular.

Espacio defendible en diseño

Como diseñador, deberías incorporar las características y elementos de espacio defendible en el diseño de oficinas, instalaciones industriales o residencias para disuadir el crimen.

Deberías marcar claramente los territorios para indicar propiedad y responsabilidad, aumentar las oportunidades de vigilancia y reducir los elementos ambientales que permiten el ocultamiento, reducir los espacios abiertos y los servicios no asignados, y utilizar barreras simbólicas atípicas para indicar actividad y uso.

¿Utilizas el espacio defendible en tus diseños? !Coméntalo abajo!

Foto: @sandimage @freepik