Existen diversas formas de detener un crimen. Una de ellas es usando el concepto de espacio defensivo.

En este artículo miraremos brevemente qué es este principio universal de diseño y en qué nos puede ser útil.

¿Qué es un espacio defensivo?

Un espacio defensivo es un área que tiene características que transmiten propiedad y permiten una vigilancia frecuente. Un vecindario, una casa o un parque serían algunos ejemplos.

Características como estas permiten establecer control sobre propiedades privadas y comunitarias para impedir la actividad delictiva.

Los espacios defendibles pueden tener tres características clave, que vale la pena conocer: territorialidad, vigilancia y barreras simbólicas.

Territorialidad

La territorialidad es el establecimiento de espacios de propiedad claramente definidos. Sus elementos asignan explícitamente la responsabilidad de custodia y comunican que el espacio es propiedad y está protegido.

Características comunes:

  • Marcadores comunitarios
  • Puertas para cultivar una identidad comunitaria
  • Límites visibles (paredes, cercas, etc…)
  • Privatización de los servicios públicos

Vigilancia

La vigilancia es el seguimiento del medio ambiente durante las actividades diarias normales. Sus características hacen que sea más difícil para las personas participar en actividades que pasan desapercibidas.

Características comunes:

  • Iluminación externa
  • Ventanas y puertas que se abren al exterior
  • Buzones ubicados en áreas abiertas y muy transitadas
  • Paseos bien mantenidos

Las barreras simbólicas

Las barreras simbólicas son objetos colocados en el entorno para crear una percepción de que el espacio de una persona está cuidado y es digno de defensa. Su idoneidad debe considerarse dentro del contexto de una comunidad particular.

Características comunes:

  • Incluyen
  • Mesas de picnic
  • Columpios
  • Flores
  • Símbolos que transmiten que el propietario participa activamente en el mantenimiento de la propiedad

Conclusión

Deberías incorporar características de espacio defensivo en el diseño de residencias, oficinas, y comunidades para disuadir el crimen. Marcar claramente los territorios te permite indicar propiedad y responsabilidad.

¿Utilizas el espacio defensivo en tus diseños? ¡Coméntalo abajo!