Ahora que has podido optimizar tu sitio web para que aparezca en las primeras páginas de Google, tu sitio web ya tiene un rendimiento bueno y estás recibiendo tráfico, mucho tráfico. Pero al mismo tiempo es evidente que este número de visitas no se convierte en leads, y naturalmente, no se transforma en clientes.

Si crees que tu sitio web tiene un tráfico aceptable, pero la conversión no es la que desearías, creo que es importante hacer un análisis y entender qué es lo que está pasando.

Pero antes de seguir te recomiendo encarecidamente leer el siguiente artículo de Sergio:

¿Por qué razón mi página web tiene mucho tráfico, pero no hay conversión?

Obviamente que miles de visitantes no son garantía una buena conversión. Por tanto, creo que ahora mismo es un buen momento para que te hagas las siguientes preguntas:

  1. ¿Mis usuarios están interactuando con mi sitio web?
  2. ¿Se están suscribiendo a mi Newsletter?
  3. ¿ Están descargando mi e-Book?
  4. ¿Me están contactando mediante chat, o el formulario de contacto?
  5. ¿Están comprando mis productos?
  6. ¿Están contratando mis servicios?

Si las respuestas a las preguntas anteriores son todas negativas, esto significa que algo no va bien. Por eso, creo que vale la pena repasar algunos puntos, que quizás hayas descuidado por el camino, mientras tu sitio web ha crecido. Las siguientes son 10 de las características más comunes en los sitios web con pocas conversiones.

1.Las páginas web distraen

Para que tu sitio web tenga los mejores resultados es importante que cada una de sus páginas esté centrada en tu oferta. Es común ver menús de navegación y elementos que no aportan valor en landing pages, o en páginas de carritos de la compra. ¡Prescinde de estos elementos!

2.El sitio web no genera confianza

Como comentaba Sergio en su artículo: “necesitas generar confianza en tu página web”. La confianza es uno de los elementos más importantes en cualquier organización o negocio, por eso también es un factor importante para la conversión. La baja tasa de conversión se puede explicar por una falta de confianza por parte de los usuarios. Tus visitantes no se fían de ti, o de tu sitio web.

Para mejorar el factor de confianza de tu sitio web, puedes realizar diferentes acciones, como nos comentó Sergio, entre ellas:

  • Mejorar la demostración social con opiniones reales de clientes
  • Evitar acciones de marketing no deseadas (spamming)

3.No conocer a los potenciales clientes

En la era del dato, ya no tiene sentido guiarte por la intuición para ofrecer productos, o servicios a tus clientes. Para mejorar la conversión, necesitas tener muy claro sobre quiénes son realmente tus clientes, porque me parece obvio que si estás realizando esfuerzos de Marketing destinados a las personas equivocadas, es poco probable que tengas altas tasas de conversión.

Debes saber qué es lo que quieren tus clientes, estudiando las métricas y analizando cómo las personas se comportan en tu sitio web y qué es lo que comparten en las redes sociales, como son sus valoraciones y reseñas en internet, etc...

Realizar encuestas y recibir su feedback también puede ser interesante para entender tu mercado. De esta forma, puedes crear usuarios Persona impulsados  por datos reales y vender de forma más efectiva.

4.No hay estrategia de retargeting, o remarketing

Si tienes un E-Commerce, el remarketing es una ventaja para tu negocio, y para tu proceso de conversión. Esta técnica te permite llamar la atención de las personas que han visitado una vez tu sitio web, pero que no han comprado.

El remarketing te permite mejorar la conversión y el engagement. Además, la reorientación (retargeting) de correo electrónico, te ayuda entre otras cosas, a usar la información que ya tienes sobre tus usuarios para refinar la información que les envías por email.

5.Los códigos de seguimiento no funcionan

Esta es una de las razones por las cuales el mantenimiento de un sitio web es imprescindible. Es muy probable que la empresa de desarrollo web que contrataste hace cinco años te haya instalado un código de seguimiento (tracking), que ha dejado de funcionar por alguna razón. Por eso la tasa de conversión ha bajado. Revisa si necesitas actualizar el código, o volver a instalarlo.

6.Estrategia de precios incorrecta

Todos los puntos son importantes, pero creo que este punto necesita especial atención. El precio puede ser el factor de compra más importante para las personas, llegando a un 60%.

Una estrategia de precios incorrecta afecta la conversión. Una forma de mejorarlo es usando técnicas de fijación de precios psicológicos (paquetes de productos, añadir el 9 al final de un precio, utilizar fuentes pequeñas, etc…).

7.No entusiasmar con el producto o servicio

También es importante invertir en este aspecto. Muchos de los visitantes o usuarios de tu sitio web no entienden de qué forma tu producto o servicio les va a beneficiar, o a resolver su problema.

Esto puede pasar por cuestiones técnicas (diseño UX, diseño UI), pero también porque no se entiende cuales son las principales características del producto o servicio. Demostrar y describir el verdadero valor del producto al potencial cliente ayuda a mejorar la tasa de conversión.

8.No hay chat en vivo

El uso de los chats en vivo está en creciendo, y hoy día es difícil imaginar un sitio web sin esta característica. A les personas les gusta hablar, y si se encuentran con alguna dificultad en algún proceso de tu sitio web, querrán ayuda inmediata. ¡Tener un chat en vivo puede mejorar la conversión en un 45%!

9.No monitorizar la competencia

Es posible que el problema de conversión no sea realmente tu sitio web, sino que la competencia ha logrado mejorar su engagement. Esto ha pasado gracias a su nuevo producto o servicio parecido al tuyo, y tus posibles clientes son ahora sus clientes.

Monitorizar la competencia te permite conocer sus estrategias de marketing, y ajustar las tuyas de forma a enfocar sobre esta conversión perdida. Para hacerlo, puedes utilizar herramientas como Google Alerts, Moz o SEMRush, los servicios de redes sociales, Buzzsumo, o SimilarWeb.

10. No testear suficientemente

Creo que el testeo es otra parte fundamental para optimizar la conversión. Por ello debes testear y probar con double-check todo el flujo de usuario - landing pages, páginas de productos, llamadas a la acción, etc..- para ver donde puedes mejorar para impulsar las conversiones, y mantenerlas en el tiempo.

Conclusión

Estas son solamente algunas de las características que debes mejorar si quieres que tu sitio web mejore las tasas de conversión. Pero recuerda que tu website debe ser un producto activo y dinámico en el que los objetivos y propósitos están bien definidos, la audiencia está bien identificada, el tráfico es analizado regularmente, así como los contenidos, los formularios, el diseño, la experiencia de usuario, las métricas de conversión y todas las interacciones que esperas que hagan los visitantes de tu sitio web.

¿Crees que solucionando los 10 tópicos de este artículo es suficiente para mejorar la conversión? Comenta abajo, ¡si tienes otras ideas que ayuden a mejorar la conversión!

Foto: Tammy Duggan-Herd from Pixabay

Fuentes: