Una semana más continuamos con los principios universales de diseño, que son los que técnicamente harán que tu diseño esté a la altura. Es por ello que hoy repasamos el movimiento, para que puedas añadir este principio en tu caja de herramientas para utilizar conscientemente en tus diseños.

¿Qué es el movimiento en el diseño?

Por lo general, cuando pensamos en el movimiento, nuestros pensamientos se inclinan hacia criaturas biológicas, como un guepardo o unos bailarines, no hacia objetos inanimados.

El movimiento es lo que un artista utiliza para guiar el ojo del espectador dentro, a través y fuera de una composición. El movimiento es el camino que toma el ojo al ver la obra. Una imagen, tipografías o formas son elementos que pueden afectar este movimiento.

Por ejemplo, una línea curva evoca con frecuencia imágenes de un bailarín.

Una línea diagonal sugiere un velocista listo para irrumpir hacia adelante en una explosión de velocidad como la del guepardo.

Estas xilografías de Katsushika Hokusai son excelentes ejemplos de línea y movimiento y cómo se utiliza este principio de movimiento dentro de una composición. Observa la siguiente obra y pon atención al movimiento de tu ojo.

La Gran Ola por Katsushika Hokusai

En La Gran Ola tu ojo comienza por la izquierda y es llevado a la derecha por el movimiento y las curvas de la ola. Y cuando llegas a la cresta de la ola, el ojo es llevado al monte Fuji en el fondo, que puede que no hayas visto hasta que tu ojo fue llevado allí.

Conclusión

Los diseñadores utilizan elementos de diseño para guiar a los espectadores a la llamada a la acción. Si miras tu diseño y sientes que tu ojo se "atasca" en cualquier lugar de él, un elemento es demasiado grande, demasiado atrevido, ligeramente descentrado, sin un color complementario, así que evalúa el movimiento y ajustalo en consecuencia hasta que todo esté en armonía.

Photo By Katsushika Hokusai - Metropolitan Museum of Art

Referencias:
· The 7 principles of design