En el artículo anterior sobre los principios universales de diseños hablamos como aplicar Énfasis, un poderoso principio que te ayuda a establecer el enfoque y crear un sentido de jerarquía. Hoy revisamos la subordinación, que junto al énfasis se utilizan para crear mejor jerarquía.

El énfasis se utiliza para hacer que los elementos destaquen y se conviertan en el foco del diseño, mientras que la subordinación se utiliza para silenciar o suavizar elementos, dando menos peso y foco en tu diseño.

Agregar más énfasis en un elemento ayuda a que destaque, sin embargo, puedes lograr el mismo resultado silenciando los elementos a su alrededor.

Énfasis VS Subordinación

Para usar este principio universal de diseño de forma efectiva, es útil pensar en los elementos y la información de tu diseño con pesos, podríamos establecer 3; información primaria, secundaria y terciaria.

Subordinación

Analicemos los pesos del ejemplo del artículo anterior, revisando los 3 pesos de información (primario, secundario y terciario).

Ejemplo para analizar la subordinación

Información primaria

Los elementos o información primaria son los que el usuario necesita ver a golpe de vista, es por ello que son los que deben tener más énfasis.

Información primaria

Información secundaria

Son los elementos que ayudan al usuario a entrar en contexto, pero que no sean obligatorios visualizar. Puedes darle un peso secundario en tu diseño. No debe destacar más que la información primaria.

Información secundaria

Información terciaria

Los elementos con menos importancia o incluso que no aportan valor, puedes eliminarlo o atenuarlo, con menos peso que la información secundaria.

Información terciaria

¿Cómo crear énfasis o subordinación?

Después de analizar los elementos que puedes destacar aplicando énfasis o silenciar aplicando subordinación, puedes utilizar cualquiera de los siguientes principios universales de diseño para crear énfasis o subordinación:

  • Proporción: Describe el tamaño de un elemento, en comparación con los que lo rodean. Los elementos más grandes tendrán más énfasis y los elementos más pequeños serán subordinados.
  • Espacio en blanco: Describe la distancia entre los elementos para crear agrupación o aislamiento.
  • Movimiento: Es el uso de elementos para sugerir dirección o movimiento. Muy útil para hacer entender al usuario como “moverse” por el diseño hacia el punto focal.
  • Contraste: Indispensable para crear diferenciar entre un elemento y los que lo rodean por medio del color, tamaño, forma o alineación.

Cada uno de estos principios universales se puede utilizar individualmente o combinado para crear énfasis y/o subordinación en su diseño. Revisaremos estos otros principios de diseño en los próximos artículos.

Conclusión

La subordinación es un poderoso principio universal de diseño, que junto al énfasis te ayuda a establecer enfoque y crear sentido de jerarquía, dando menos peso y/o foco a los diferentes elementos que contiene tu diseño.

Foto de Pixabay en Pexels

Referencias:
· UX Engineering: Emphasis