En el año 2021, además de los NFTs, también ha habido mucho ruido sobre la programación low-code (código bajo) y no-code (sin código). El enfoque low-code tiene sus partidarios y detractores que crean debates exagerados y escépticos por la red.

En este artículo miraremos brevemente qué es ‘low-code’ y de por qué deberías estar atento a esta tendencia.

¿Qué es Low-Code?

Low-code es un enfoque visual, y una interfaz de arrastrar y soltar, para el desarrollo de software.

Low-code optimiza todo el proceso de desarrollo para acelerar la entrega. La idea, con low-code, es que puedas abstraer y automatizar cada paso del ciclo de vida de la aplicación para optimizar las implementaciones de las soluciones que necesita tu negocio, en un entorno de colaboración continua.

Capacidades y Plataformas

La capacidades proporcionadas por enfoques como el low-code, en lugar de desarrollar aplicaciones escribiendo líneas de código, te permiten crear software, por ejemplo, dibujando un diagrama de flujo. La plataforma lo traduce en código.

Las plataformas de low-code se comercializan para desarrolladores, pero no requieren experiencia en programación. Un desarrollador junior, o un usuario con conocimientos técnicos puede ser productivo con una de estas plataformas.

Además, el low-code no siempre requiere código. Es aquí donde se confunde con “no-code”, un enfoque que hablaremos en el próximo artículo. Resulta que, con muchas plataformas de low-code, es posible crear aplicaciones, automatizar procesos o integrar datos sin ningún tipo de codificación.

La tecerca alternativa para la Transformación Digital

Normalmente, las organizaciones tienen dos alternativas cuando necesitan desarrollar nuevos sistemas. Pueden desarrollar un nuevo sistema con sus propios desarrolladores, o pueden comprar un sistema de terceros.

Las aplicaciones de código bajo, o low-code, empiezan a posicionarse como una tercera alternativa que se pueden ajustar a los requisitos comerciales, se pueden implementar rápidamente y a un coste menor.

¿Cuáles son los beneficios de Low-Code?

Low-code quiere que tu organización pueda programar a gran escala y rápidamente para generar propuestas de valor.

Resumiendo, los siguientes son algunos de los beneficios de este enfoque:

  • Entrega rápida de aplicaciones
  • Agilidad mejorada
  • Productividad del desarrollador mejorada
  • Fomento de las arquitecturas nativas de la nube
  • Basado en alianzas
  • Costos más bajos
  • Más automatización
  • Democratización del software

Conclusión

No cabe duda de que la demanda de nuevo software se ha disparado. Se dice que para 2023 se desarrollarán e implementarán más de 500 millones de aplicaciones y servicios digitales. No hay programadores suficientes para dar respuesta a esa demanda.

Por tanto, deberías estar atento a  Low-Code porque significa “programación a gran escala y eficiente, y para generar propuestas de valor más rápidamente”.

¿Qué te parece el enfoque low-code para el desarrollo de software? ¿Crees que el futuro será low-code? ¡Coméntalo abajo!

Foto: @dragonimages @freepik

Fuente: