Si durante el año 2021 estuviste conectado - la probabilidad es altísima - es muy probable que hayas leído o oído hablar de NTF. NFT ya existe desde hace algunos años, pero en el año pasado su popularidad ha explotado, dejando de ser algo exclusivo para un pequeño grupo de entusiastas de las criptos.

En este artículo miraremos brevemente qué es o qué son los NFTs, cómo funcionan y por qué está generando tanto ruido. NTF es claramente una de las  tendencias para este 2022.

¿Qué es NFT?

NFT, non-fungible token, o token no fungible en castellano, es una unidad de datos única y no intercambiable almacenada en una cadena de bloques. Es como un libro mayor digital que proporciona un certificado público de autenticidad o prueba de propiedad. Los NFT se asocian con archivos digitales reproducibles, audio, fotos y videos.

El intercambio de estos archivos no se ve restringido por el certificado público. Es esta intercambiabilidad, o bien fungible (fungibilidad), lo que distingue los NFTs de las criptomonedas de la cadena de bloques, como Bitcoin que es un fungible, pues si cambias uno por otro bitcoin obtendrás exactamente lo mismo.

¿Cómo funcionan los NFTs?

La mayoría de los NFTs son parte de la cadena de bloques de Ethereum. Recuerda que, tal como Bitcoin, Ethereum también es una criptomoneda, pero su cadena de bloques también es compatible con estos NFT. NFT funciona diferente a una moneda ETH.

Por cierto, si lo tuyo es TRON y no Ethereum, que sepas que TRON, por ejemplo, también tiene sus NFTs.

¿Qué se puede comprar en el mercado NFT?

Desde un tweet de Jack hasta “tu cerebro transformado en IA”, pasando por dibujos, música, videos, etc…, básicamente cualquier cosa digital puede ser comprada. Vender arte digital, con esta tecnología, está dando mucho que hablar.

Es como una (r)evolución del coleccionismo de arte, pero en arte digital.

El arte digital se puede copiar

Es cierto que, al ser un producto digital, se puede copiar las veces que quieras. Además, hay gente pagando valores muy altos, $390,000 por 50 segundos de vídeo o $6.6 millones por otros vídeos.

La cuestión está en lo que no se puede copiar, o sea, en la propiedad de la obra. Aunque si la obra es tuya, puedes conservar los derechos de autor y de reproducción.

Sin embargo, tal como en la colección de arte físico, puedes tener copias de cuadros de Picasso, pero solo una “persona” es propietaria del original. Por tanto, en este caso y momenbto, el valor con los NFTs está en ser capaz de presumir de un original. De hecho, Nystorm dice que “el valor fundamental sigue siendo la exclusividad”.

Colecciones y Comunidades

Como en el mundo físico, en el mundo digital de los NFTs también se están desarrollando comunidades basadas en cosas que las personas poseen.

Aquí tienes un listado de algunas de esas colecciones de NFTs y comunidades desarrolladas alrededor de los tokens:

Lo curioso es que algunas de estas comunidades utilizan Discord para sus comunicaciones.

Conclusión

Los NFTs pueden ser una oportunidad para artistas y compradores de arte. Un artista puede usar esta “plataforma” como una forma de vender su trabajo. Por otro lado, un comprador puede ayudar económicamente a los artistas que le gustan y ganar algunos derechos sobre el arte creado.

También son una oportunidad para participar en causas nobles y ayudar a proyectos reales comprando activos digitales.

Sin embargo, más allá del ruido y de saber si los NFTs “se han revelado”, por que existan antes, para quedarse, creo que vale la pena estar atentos a este ruido que generan, sobre todo entre los influencers digitales, y evaluar si realmente tienen sentido para tu negocio.

Eso sí, te animo a no dejar de informarte antes de entrar en este mundo, a mi ver, bastante especulativo.

Foto: @flashmovie @freepik

Fuentes: