Una sucesión(o secuencia) de Fibonacci es una secuencia de números en la que cada número es la suma de los dos anteriores. Por ejemplo: 1,1,2,3,5,8,13.

Los patrones que muestran esta secuencia, en formas naturales, se pueden, encontrar en:

  • Pétalos de las flores
  • Espirales de las galaxias
  • Huesos de la mano humana

Este hecho inspiró a artistas, diseñadores y arquitectos a inspirarse en estos patrones intrínsecamente estéticos.

Sin embargo, los profesionales se preguntan si “¿se consideran estos patrones estéticos porque la gente los encuentra más estéticos o porque a la gente se le ha enseñado a creer que son estéticos?” ¿Qué te parece?

Aun así, los patrones de Fibonacci se encuentran en obras clásicas, como la poesía clásica (p.e. Eneida), el arte, la música (obras de Mozart, Beethoven) y la arquitectura. Se desarrollaron sistemas de proporciones y medidas arquitectónicas para que los diseñadores pudieran lograr diseños prácticos y armoniosos.

Proporción áurea

Cómo principio universal de diseño, la sucesión de Fibonacci se utiliza generalmente junto con la proporción áurea, pues están relacionados.

Conclusión

La sucesión de Fibonacci es uno de los patrones más influyentes en matemáticas y diseño. Por tanto, como diseñador, deberías considerar estas sucesiones si tienes que desarrollar patrones geométricos y contextos orgánicos.

Esto es importante sobre todo si hay ritmos y armonías entre múltiples elementos.  La idea no es idear para incorporar sucesiones de Fibonacci, se trata de no renunciar a las oportunidades de integrar las relaciones de Fibonacci, si son adecuadas para el diseño.

¿Incorporas sucesiones de Fibonacci en tus diseños? ¿Qué tal la experiencia? !Coméntalo abajo!