LLegamos a nuestro “último” artículo de la serie sobre lo digital y su responsabilidad ambiental, basándonos en las reflexiones de Gerry McGovern, en su libro “World Wide Waste”.

Si no has podido leer los últimos artículos relacionados con este tema, te animo a hacerlo ahora:

Gracias al protocolo de Montreal, “el mundo pudo prohibir los clorofluorocarbonos”, que son unos químicos que “agotan el ozono”, y por eso “la capa de ozono se ha recuperado en gran medida”.

Trabajar conjuntamente

Además de este resultado, según McGovern quedó demostrado que la “humanidad puede trabajar conjuntamente y que la acción unificada funciona”.

La cuestión es que lo digital tiene un gran potencial y permite que el cambio sea siempre una posibilidad para cualquier persona u organización. Pero creo que para que sea una realidad debemos estar centrados y “no ser víctimas de nuestros impulsos” - ¿Necesitas realmente comprar este móvil nuevo, o enviar este email otra vez?.

También podemos intentar el ha cambio de forma individual, pero esto “no es suficiente” porque la innovación no es un producto de caminantes solitarios. En los últimos “40 años” la tierra sufrió daños increíbles que necesitan “pasos” colectivos “radicales para cambiar la cultura de consumo excesivo”.

Por ello, de la misma forma que se ha logrado firmar otros tratados, también necesitamos movimientos globales” unidos, pues “es la única forma de cambiar el sistema”.

Para hacer el cambio a una vida menos consumidora, McGovern recomienda lo siguiente:

  • Anima a tus amigos y familiares a hacer el cambio también
  • Entra en la política. “Los movimientos políticos ayudan en el cambio sistemático”.

3,5% de la sociedad cambia el mundo

Un estudio de Erica Chenoweth, de Harvard, llegó a la conclusión de que el “3,5% de la sociedad cambia la sociedad” después de haber observado que “en sociedad tras sociedad la desobediencia no violenta organizada por el 3,5% de la población derrocó dictaduras, y cambió radicalmente las políticas”.

“La gente común, todo el tiempo, está participando en actividades bastante heroicas que en realidad están cambiando la forma del mundo.”-Erica Chenoweth.

La conclusión de Erica Chenoweth significa que el cambio siempre es una posibilidad. Es falso que nuestros esfuerzos por ahorrar energía - en nuestro producto digital, o sitio web - y salvar el medio ambiente, no signifiquen nada. Al contrario, ¡tienen poder! Es sólo una “cuestión de organización” que llegue a un “movimiento del 3,5%”. ¿Estás de acuerdo?

Lo digital ha democratizado el “acceso a herramientas que nos permiten organizarnos y crear redes sin que pertenezcamos a la elite. Si nuestro impulso actual para utilizar lo digital es alto, ¡utilicemos este poder de “organización y comunicación” para que el internet y las demás redes de comunicaciones tengan buenos resultados para el medio ambiente y para las personas!

El cambio siempre ha ocurrido

Muchas veces no vemos el cambio - sí, la situación actual cambiará - porque “pensamos a corto plazo”. Lo automático y lo digital también tienen algo de responsabilidad en este pensamiento contemporáneo.

Creo que el truco pasa por mirar en perspectiva, desde lejos, y ver finalmente la capacidad adaptativa de los humanos. Verás que el cambio siempre ha ocurrido y es posible.

Conclusión

Para terminar, seguro que te vienen a la cabeza diferentes casos, cosas, o historias sobre procesos y acciones que antes eran manuales y han pasado a ser mecánicas o digitales, por la adaptación del ser humano.

Eso significa que  “estamos cambiando constantemente”. Lo que pasa es que no siempre para mejor, aunque este cambio sea una mejora técnica o avance tecnológico.

Por una cuestión de supervivencia seguiremos cambiando y necesitamos adaptarnos, pero también debemos aprender a “entrenar nuestros instintos”, “aprender y enseñar a las futuras generaciones que ya es suficiente” y que “menos es casi siempre mejor” como dice McGovern. ¿Cómo lo ves? ¡Coméntalo abajo!

Foto: Free-Photos de Pixabay

Fuente: Change is always possible