La experiencia es altamente responsable por las representaciones mentales por las cuales las personas entienden e interactúan con los sistemas y los entornos. A estas representaciones las llamamos modelos mentales.

¿Modelos mentales?

Resulta que, para entender e interactuar con los sistemas, nuestra tendencia es comparar los resultados de nuestros modelos mentales con los entornos del mundo real. Un modelo mental es preciso y completo cuando los resultados corresponden e inexacto o incompleto en caso contrario.

En diseño existen principalmente dos tipos de modelos mentales: modelos de sistema y modelos de interacción.

Estos dos tipos de modelos mentales definen cómo los sistemas funcionan y cómo las personas interactúan con ellos. Las siguientes son las principales diferencias.

Modelos de sistema 

Modelos de interacción 

  • (Usualmente) Los diseñadores tienen modelos de sistemas completos y precisos 
  • Las personas tienden a tener modelos de sistema inexactos
  • (Usualmente) Los diseñadores tienen modelos de interacción débiles
  • El uso y la experiencia ayudan a lograr modelos de interacción más completos por parte de las personas que los de los diseñadores

Lograr tener un diseño óptimo significa que el diseño refleja una fusión eficiente de ambos modelos.

¿Cómo obtener modelos de interacción precisos?

Se pueden obtener modelos de interacción precisos y completos mediante:

  • El uso personal del sistema. Revelará problemas de diseño, pero no los problemas de interacción de las personas.
  • Las pruebas (pruebas de usabilidad, grupos focales, etc…). En un contexto artificial, pero útil para evaluar diseños en un ambiente controlado.
  • La observación directa de personas que interactúan con el sistema. Método preferido para adquirir información precisa sobre la interacción con el sistema.

Conclusión

Para concluir, deberías diseñar con modelos de interacción en el centro. Cuando esto no sea posible, puedes crear una experiencia de interacción basada en modelos mentales comunes. Además, siempre es mejor que las personas aprendan un nuevo modelo claro y consistente que usar un modelo conocido que no se ajuste.  

¿Usas el modelo mental en tus diseños? ¡Coméntalo abajo!