Alguna vez te has preguntado por qué algunas noticias tienen más impacto en unas personas o ámbitos que en otros?

Esto se debe muchas veces a una técnica y conjunto de conceptos y perspectivas teóricas sobre cómo las personas organizan, perciben y comunican sobre la realidad: el framing, o el encuadre en castellano.

¿Qué es el framing?

El framing (encuadre) es una técnica que influye en la toma de decisiones al manipular la forma en la que se presenta la información.

En esta técnica se utilizan imágenes, palabras y contextos para manipular cómo las personas piensan sobre alguna cosa.

La información se presenta de manera a enfatizar la parte positiva o negativa, esto afecta cómo las personas toman decisiones, e influye su comportamiento.

En la publicidad es común ver este tipo de técnicas, como por ejemplo en el típico “95% sin grasa” vs el “5% con grasa”.

¿Cuál es la diferencia entre el framing positivo y el framing negativo?

Como debes imaginar los encuadres positivos provocan sentimientos positivos y tienen como resultado comportamientos proactivos.

Por otro lado, los encuadres negativos tienen la tendencia de provocar sentimientos negativos, lo que puede resultar en acciones reactivas para evitar riesgos.

Vale la pena referir que cuando las personas se ven expuestas a múltiples encuadres que entran en conflicto, se neutraliza el efecto de encuadre y las personas actúan según sus propias creencias.

¿Cuándo usar el framing en mi diseño?

Como diseñador, también puedes usar el framing para provocar sentimientos negativos o positivos sobre un diseño. De esta forma puedes influenciar comportamientos y la toma de decisiones.

Por tanto, si quieres que la gente compre (pase a la acción) deberías usa encuadres positivos, pero si quieres que no hagan algo, como prevención de cualquier sustancia peligrosa, usa encuadres negativos.

Eso sí, asegúrate que los encuadres no entren en conflicto para que el efecto de encuadre sea sólido.

¿Utilizas el framing en tus diseños? ¡Coméntalo abajo!

Foto: @kjpargeter @freepik