Supongo que te has fijado que los botones de emergencia son siempre botones rojos grandes, o que las teclas más usadas del teclado están colocadas para que sea fácil acceder con tus dedos, y que comparando con las otras teclas son relativamente más grandes.

Esto se debe a la Ley de Fitts, un principio universal de diseño que miraremos en el artículo de hoy.

¿Qué dice la ley de Fitts?

La Ley de Fitts dice que el “tiempo necesario para moverse a un objetivo es una función del tamaño del objetivo y la distancia al objetivo”.

Según esta ley, “cuanto más pequeño y distante sea un objetivo, más tiempo tardará en moverse hasta una posición de reposo sobre el objetivo, y cuanto más rápido sea el movimiento requerido y más pequeño el objetivo, mayor será la tasa de error resultante de una compensación de velocidad-precisión”.

La Ley de Fitts se aplica a movimientos rápidos de apuntar, no a movimientos más continuos.

La ley de Fitts ayuda a mejorar la usabilidad

Como diseñador, comprendiendo las implicaciones de la Ley de Fitts, puedes reducir los errores y mejorar la usabilidad.

Al señalar un objeto en pantalla, se puede restringir el movimiento en las dimensiones verticales u horizontales.

Por ello, tener un botón a lo largo de un borde de la pantalla reduce los movimientos de referencia requeridos, reduciendo los errores e incrementando las adquisiciones.

¿Cuándo usar la Ley de Fitts?

Si estás desarrollando sistemas de diseño que implican señalar, considera la Ley de Fitts. Si tu diseño requerirá movimientos rápidos y precisos, asegúrate de que los controles estén cerca o sean grandes.

Asegúrate también que, si los controles no se utilizan con mucha frecuencia, sean más distantes y más pequeños.

Estas estrategias te permitirán mejorar el rendimiento y reducir los errores.

¿Utilizas la Ley de Fitts en tus diseños? ¿Qué tal la experiencia? ¡Coméntalo abajo!

FOTO: @nnudoo @freepik