En el artículo de la semana pasada comentamos sobre MoSCoW, y cómo esta metodología nos permite establecer prioridades cuando queremos desarrollar un producto mínimo viable (PMV o MPV en inglés).

Pero, ¿qué es exactamente un producto mínimo viable y qué diferencias tiene con MMP, otro de los enfoques utilizado para el desarrollo de aplicaciones?

El tema es que antes de empezar a desarrollar un producto es importante determinar el punto de partida apropiado, los puntos del camino por donde pasar para desarrollar el producto, y finalmente poder decidir si el primer lanzamiento debe ser un MVP, MMP, etc...

¡Sigue leyendo para entender qué es un MMP!

¿Qué es Producto Mínimo Viable?

En el contexto del desarrollo de producto, el producto viable mínimo es un producto con las características suficientes para satisfacer a los clientes iniciales. El objetivo del MVP es “obtener el mayor conocimiento de los clientes con el menor de los esfuerzos”.

En su libro “Lean Startup”, Eric Ries fomenta el modelo Construir-Medir-Aprender como un enfoque de desarrollo lean del producto para startups. Este enfoque tiene el MVP como mecanismo central y también podría ser útil para negocios establecidos, que ya tengan productos en el mercado.

Un MPV te permite recoger datos y aprender sobre lo que el mercado necesita y quiere, con las funcionalidades más básicas. De esta forma puedes validar tu idea y entender el nivel de aceptación en el mercado.

¿Qué ventajas tiene un MVP?

Resumiendo, un MVP te permite:

  • Invertir menos y mejorar la velocidad de desarrollo, sin ser la mejor (buena) versión final del producto
  • Verificar si la idea puede funcionar en el mercado
  • Generar múltiple MVPs en diferentes procesos de iteración, lo que te permite entender por qué funcionalidades están los usuarios dispuestos a pagar

Ejemplos de MVP

Aquí tienes dos ejemplos básicos de lo que podrían ser MVPs:

  • Una landing pageque te ayude a conocer tus potenciales clientes
  • Una parte de tu software con una característica central que valide tu suposiciones sobre cómo tu producto resolverá los problemas de los usuarios

Principales características de un MVP

La siguientes son las características que hacen que un MVP sea diferente de un MMP. Verás que coinciden en algún punto:

  • Más rápido de desarrollar
  • Características mínimas para testear la idea
  • Desarrollado sobre una idea
  • Más económico
  • No comercializable. El objetivo del diseño es testar la idea
  • Orientado a los negocios
  • Aborda la necesidad

¿Qué es un Producto comercializable Mínimo?

Un producto comercializable mínimo (MMP) aborda todas las necesidades del cliente, siendo la mejor versión del MVP, después de las validaciones, pruebas y errores, y está lista para comercializarse y vender.

De hecho, un enfoque MMP - introducido por Mark Denne y Jane Cleland-Huang -  es un próximo paso en tu proceso de desarrollo. Al ser un producto mínimo, también tiene características básicas, pero en este caso las características abordan las necesidades inmediatas de los usuarios, las que sabes que estarían dispuestos a pagar por ellas. Por ello es un producto comercializable.

Gracias al producto comercializable mínimo puedes lanzar tu aplicación antes, a menor coste que una versión con todas las funcionalidades propuestas en el MoSCoW, y empezar a obtener retorno de la inversión mientras tu equipo siga desarrollando otras características y funcionalidades para tu APP.

Si recuerdas el artículo sobre MoSCoW, puedes pensar que un MMP entrega funcionalidades “must have” que pueden evolucionar e incluir funcionalidades “nice to have” para mejorar la experiencia de usuario.    

¿Qué ventajas tiene un MMP?

Creo que la ventaja más importante de un MMP es el hecho de no tener que preocuparse demasiado sobre cómo tus usuarios adoptarán tu producto final cuando lo lances, ya que su escalabilidad te permite ajustar sobre la marcha.

Principales características de un MMP

La siguientes son algunas las características que hacen que un MMP sea diferente de un MVP:

  • Rápido de desarrollar. No tan rápido con un MMP.
  • Características mínimas para vender el producto
  • Desarrollado sobre varios MVPs
  • Relativamente económico
  • Comercializable
  • Orientado a los negocios
  • Resuelve el problema

Ejemplos de MMP

Aquí un ejemplo básico de lo que podría ser un MMP:

  • Una parte de tu software que permite que los usuarios pidan cita en la peluquería con la APP asignando la fecha, hora y tipo de peinado automáticamente. Como, al contrario del MVP, tu MMP es la versión 1 del mercado y como ya conoces a tus usuarios y mercado, en futuras versiones puedes permitir que los usuarios seleccionen la fecha, la hora y el tipo de peinado.

Conclusión

¿Por dónde empezar? El producto mínimo viable es viable por defecto y muchas veces es suficiente para que conozcas el mercado y entiendas si vale la pena la inversión en la idea o concepto, y hacer del producto comercializable.

Por tanto, si para tu proyecto necesitas experimentar, testear, validar - y validar tu propuesta de valor-, el mejor sitio para empezar es con un MVP o varios MVPs.

Por otro lado, si ya eres un negocio establecido, ya conoces el mercado, entiendes como tu producto actual satisface una necesidad, y ya no necesitas demostrar viabilidad, pero, por ejemplo tienes la necesidad de expandir la forma en que entregas tus productos a tus clientes, entonces el enfoque MMP puede ser lo que buscas.

Sin embargo, creo que tu producto debe saber evolucionar a “adorable” (MLP). Esto requiere más inversión en tiempo que en un MVP o un MMP, ¡pero esto es un tema para el próximo artículo!

¿Los enfoques MVP o MMP son parte de tus procesos de desarrollo de aplicaciones? ¡Coméntalo abajo y comparte tu experiencia!

No importa dónde te encuentres en tu camino hacia la creación de un producto móvil o web, ITDO puede ayudarte a llegar a tu meta con consultoría de calidad, experiencia, creatividad y estrategia.

Foto: Tanapat Pootthanon from Pixabay

Fuentes: