Siempre que giras una rueda, o presionas un botón, esperas algún tipo de efecto. ¿No es cierto? Si el efecto corresponde a lo que esperas, entonces se dice que el mapeo es bueno, en caso contrario el mapeo se considera pobre.

¿Qué es mapeo?

El mapeo es una relación entre los controles y sus efectos. Un buen mapeo entre los controles y sus efectos resulta en una mayor facilidad de uso.

Funciones de un buen mapeo:

  • Similitud de diseño. P.e.: Controles de la estufa corresponde al diseño de los quemadores
  • Similitud de comportamiento. P.e: Una rueda giratoria a la izquierda gira el automóvil a la izquierda
  • Similitud de significado. P.e: Un botón de apagado de emergencia coloreado en rojo.

Los diferentes tipos de similitudes hacen que la relación control-efecto sea predecible y fácil de usar.

Por tanto, en tus diseños deberías colocar los controles de modo que sus ubicaciones y comportamientos se correspondan con el diseño y comportamiento del dispositivo. Simplificar siempre es ideal, por eso las relaciones simples funcionan mejor.

Si hay múltiples funciones es mejor evitar un solo control. No es fácil obtener buenos mapeos para una relación de un efecto de control múltiple. Recuerda también que modos visualmente distintos pueden ayudar, para indicar las funciones activas.

Como siempre, cuidado con las convenciones, pues confiar en ellas para dar significado a los controles puede ser un problema, ya que diferentes grupos de personas pueden interpretar las convenciones de formas diferentes.

¿Usas el mapeo en tus diseños? ¿Qué tal la experiencia? ¡Coméntalo abajo!