Actualmente, como hemos estado comentando en otros post sobre Scrum, es sin duda un sinónimo de metodología Agile, pero hay otro término muy común que es Kanban.

¿Qué es Kanban?

Para muchos, Kanban es una pared repleta de post-its de colores, interpretada también como una implementación de Agile. Cabe destacar que Kanban no es una alternativa excluyente a Scrum, ambos frameworks de Agile permiten gestionar las tareas para alcanzar objetivos.

Kanban se basa en desarrollos y entregas continuas, muy alineados a entornos como el de desarrollo digitales como APPs o Web. Los equipos Kanban utilizan este framework como planificación visual, el tablero Kanban, que muestra cada proyecto (historia del usuario de agile) en un post-it para evaluar el progreso.

Las decisiones de Kanban están dirigidas por seis principios, tres referentes a la gestión del cambio y otros tres relativos a la entrega del servicio. Por un lado, emplear el método Kanban implica un cambio de cultura. En una organización muchas veces es más complicado implantar un framework de trabajo Scrum, ya que para empezar a trabajar de forma Agile con Scrum, se requiere una serie de informes ejecutivos del estado de los proyectos y determinar decisiones para organizar el trabajo antes de empezar. Sin embargo, cuando se emplea un método Kanban exclusivamente no es necesario, ya que es una visualización de la carga de trabajo, sin pensar en lo que realmente aporta valor global al usuario o la organización.

La diferencia principal entre Kanban y Scrum se basa en la entrada y gestión de las tareas, Kanban gestiona las tareas sin una evaluación previa del valor que aporta. Kanban es útil por ejemplo para muchos equipos de soporte y mantenimiento, que en vez de Scrum usan Kanban, ya que con este último la tarea de gestión de su trabajo se complicaría en exceso, ya que simplemente deben dar soporte a las solicitudes.

En el caso de Scrum, también divide las tareas complejas en historias de usuarios y las visualiza en un flujo de trabajo, en lo general en un tablero Kanban. El equipo de Scrum se compromete a generar los proyectos al final de cada Sprint definidos en el tablero Kanban. Este merge entre Scrum y Kanban se conoce como “Scrumban”.

Scrumban

Scrumban combina las mejores características de ambos, creando una mejor solución, para proyectos que requieren mantenimiento, que el propio Kanban. Scrumban se está volviendo muy popular hoy en día en la industria de servicios, donde tenemos proyectos que combinan desarrollo y mantenimiento.

Tablero Kanban

Como hemos comentado, se trata de tableros que nos ayudan a visualizar y gestionar el flujo de trabajo mediante post-its que circulan por él. La potencia del tablero se basa en la simplicidad.

Tablero Kanban

Ventajas de un tablero frente a una lista de tareas

  • Mejorar la visualización de las tareas pendientes.
  • Permite saber de un vistazo en qué se está trabajando.
  • Permite ordenar la lista de tareas.
  • Kanban además permite crear carriles para separar el trabajo por departamentos o por prioridades.
  • Los tableros permiten identificar fácilmente posibles cuellos de botella.

Buenas prácticas del tablero Kanban

Visualizar

Visualizar permite anticiparse a las dudas y poder tomar mejores decisiones y más rápidas. Cuanto más visible esté la información mucho mejor. El tablero kanban es un recurso, pero hay otros como Gantt o un calendario. Es necesario crear el espacio para facilitar la visualización, ya sea en una pared o mediante alguna herramienta de gestión remota de proyectos.

Limita el trabajo en curso

El valor real está en el trabajo finalizado, por lo tanto, es importante aprender a limitar el trabajo en curso. Cuando empieces con algo, deberás acabarlo para poder pasar a otra tarea. Esta es la manera de poner en valor los entregables.

Gestiona el flujo de trabajo

Gestionar el trabajo significa poner especial atención en minimizar el tiempo de producción. A partir de aquí surgen dos conceptos:

  • Eficiencia en recurso: Tiempo del desarrollo por recurso / Tiempo disponible del recurso
  • Eficiencia en flujo: Tiempo de desarrollo en una unidad de flujo de trabajo / Tiempo total de la unidad de flujo de trabajo de inicio a fin

Políticas de ejecución

Las políticas de ejecución ayudan a regular el desarrollo y la relación entre los diferentes servicios interdependientes. Las políticas deben aplicarse en todos los casos, aunque también facilitar su modificación para ser ágiles en el proyecto.

Ciclos de feedback

Como ya revisamos en el anterior post, la mejor manera de enfocarse en la mejora continua es establecer rutinas mediante ciertas ceremonias para garantizar el éxito.

Mejorar y evolucionar

Es necesario que te preguntes continuamente posibles mejoras de gestión y aplicarlas para evolucionar. Los ciclos de feedback te permitirán identificar las mejoras y acabará llegando la necesidad de aplicarlo para que se finalice el ciclo de mejora continua, elemento clave en Agile.

Conclusión

El tablero Kanban mediante Scrum o “Scrumban” permite gestionar de forma ágil las tareas a la vez que gestionamos las mismas mediante el framework Scrum, aportando valor en cada entrega al cliente, de forma rápida y manteniendo un ritmo controlado de evolución.

Photo by airfocus on Unsplash

Referencias:
· Kanban vs. Scrum, ¿tendremos un ganador?
· C Iglesias, F Lopez. Business Agility, ESADE 2021
· La Guía Definitiva de Scrum: Las Reglas del Juego
· A Álvarez, S Aguilera, S Jurado, M Rodríguez. La empresa Ágil (2019). Editorial Anaya.