Llegamos al final de nuestra primera serie sobre los microservicios y el e-commerce. Si no has podido leer los artículos anteriores sobre este tema, te animo a hacerlo ahora:

En el artículo de hoy hablaremos un poco sobre ventajas que proporcionan agilidad. Una vez que tienes claro sobre los problemas de los microservicios, ¿cómo pueden los microservicios ayudar en el éxito de tu e-commerce, proporcionando agilidad empresarial?

¿Qué son los microservicios?

Los microservicios son aplicaciones pequeñas e independientes que se pueden diseñar e implementar de forma individual.

Gracias a ellos tu e-commerce puede tener microservicios responsables por diferentes funcionalidades, como por ejemplo la función del carrito de compras o la del pago.

Puedes pensar en la arquitectura de microservicios como un tipo de arquitectura modular avanzada.

“Los microservicios vienen con endpoints inteligentes y segmentaciones tontas.”-Rebecca Parsons

Como principio de diseño, los microservicios favorecen mecanismos de comunicación básicos, como las APIs, en detrimento de plataformas de integración complejas.

Ventajas de los microservicios para tu e-commerce

La demanda de los clientes sigue creciendo. Este hecho es más real después de la pandemia de 2020 por causa del coronavirus, que ha hecho disparar la demanda por parte de los consumidores.

Pero otros factores y tecnologías como los teléfonos inteligentes también tienen algo de responsabilidad en ello.

Por eso tu organización necesita acortar los ciclos de innovación y tener una estructura organizacional y técnica que te permita ser ágil y rápido. Como comentamos en otros artículos, tu e-commerce monolítico inhibe la innovación precisamente por su complejidad y falta de flexibilidad.

Por lo tanto, vale la pena conocer 6 de las incontables ventajas que la arquitectura de microservicios ofrece a tu comercio electrónico:

1. Complejidad de software reducida

El alcance limitado de una funcionalidad de microservicio simplifica el mantenimiento y las actualizaciones.

2. Especialización

Gracias a los microservicios, puedes seleccionar la herramienta adecuada para la tarea adecuada. Esto significa que cada microservicio puede usar el lenguaje de programación o el framework preferido por el equipo que lo va a desarrollar.

3. Mayor resiliencia

Si algunos de los microservicios de tu e-commerce tienen algún problema, o ya no responden, no se interrumpe toda la aplicación. Al contrario de la arquitectura monolítica, si tienes que hacer tareas de mantenimiento, o hay un fallo, estos no afectan todo el ecosistema.

4. Responsabilidad descentralizada

Dispones de bases de código más pequeñas, porque tus equipos dedicados pueden asumir la total responsabilidad de su microservicio. Tus desarrolladores lo agradecerán, estarán más motivados, y tus usuarios también estarán contentos.

5. Altamente escalable

Por su tamaño e independencia, es más fácil escalar verticalmente los microservicios y aumentar el rendimiento de tu aplicación de e-commerce. Puedes escalar una funcionalidad, o implementar servicios esenciales para tu negocio, sin tener que escalar toda la aplicación.

6. Tiempo de comercialización más rápido

Para desarrollar un microservicio necesitas un equipo de desarrollo multifuncional que pueda trabajar de forma independiente. De esta forma, verás reducidos los esfuerzos de sincronización entre equipos y mejorarás en los tiempos de implementación y de entrega.

Conclusión

Para concluir, si ya has tomado la decisión de implementar microservicios en tu e-commerce, recuerda primero, como vimos en el artículo de la semana pasada, que tu organización necesita tener capacidad para organizarlos y gestionarlos.

Saber hacerlo y entendiendo las ventajas de la arquitectura de microservicios te permitirá tener agilidad empresarial y éxito con tu e-commerce.

¿Necesitas ayuda para definir e implementar tus herramientas de comercio electrónico? ¡No dudes en contactarnos!

Foto: DrZoltan from Pixabay

Fuentes: