¿Sabía que los ciberdelitos ya representan el 10% de las infracciones penales en España? En la actualidad muchas personas pasan horas y horas enfrente de sus pantallas (por ocio o trabajo) y este hecho no pasa desapercibido para los cibercriminales. En el 2019 hubo más de 218.000 denuncias relacionadas con internet, un incremento de casi el 36% respecto al año anterior y todo indica que debido al crecimiento del comercio online en 2020, este año probablemente los delitos online volverán aumentar. De hecho, solo durante el periodo de confinamiento en España, la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional detectó un incremento del 70% en este tipo de actividades en línea.

Por eso, si es el propietario de una página web ahora más que nunca debe tomar las medidas necesarias para que su plataforma sea segura para usted y sus visitantes. Esto es especialmente importante si su sitio web entra de la categoría del eCommerce o comercio online ya que los usuarios comparten información personal que nunca debe caer en las manos equivocadas.

En este artículo le vamos a ofrecer 5 consejos básicos que debería aplicar a su página web para optimizar su seguridad. Pero antes, conozcamos cuáles son el objetivo de los hackers en España.

¿Cuáles son los delitos más comunes en internet en España?

Fraudes y estafas: el correo electrónico del rey nigeriano que le quería regalar unos cuantos millones de euros ya es un clásico que se ha convertido en un juego de niños si tenemos en cuenta el elevado número de campañas fraudulentas nacionales e internacionales a las que están expuestas en la actualidad las plataformas y usuarios. Cualquier tópico, como Netflix o un envío de Amazon, puede ser el gancho.

Calumnias, amenazas e injurias: internet no es un ‘buffet libre’ para generar odio y calumnias, y estos delitos contra el honor también se persiguen en el mundo digital.

Delitos sexuales: desafortunadamente, los predadores sexuales siempre están al acecho de nuevas víctimas en las redes sociales o ciertas páginas web populares. El acoso sexual cada vez tiene mayor incidencia y lamentablemente hay toda una trama de pederastas en línea bastante complicada de eliminar.

Suplantación de la identidad: hay que estar muy atento a este cibercrimen ya que puede tener consecuencias económicas desastrosas; por ejemplo, cuando se suplanta la identidad de otra persona para pedir un préstamo online.

Ransomware: estos programas informáticos pueden llegar a secuestrar todos los archivos de un dispositivo o bloquear la pantalla de un ordenador y los cibercriminales exigen un pago de dinero para que todo vuelva a la normalidad.

5 consejos para proteger su página web

Cómo ve, cada día se cometen cientos de ciberdelitos de los que no se escapan ni las empresas más importantes, como le ocurrió a Garmin el verano pasado. Pero usted también puede tomar ciertas precauciones para minimizar los riesgos como las siguientes:

  1. Contraseñas complejas: cuanto más complicada sea su contraseña, más difícil será que una persona no autorizada acceda a su sitio web y, por ejemplo, robe los datos personales de sus clientes.
    Una contraseña apropiada debería incluir al menos ocho caracteres que incluyan una combinación de letras mayúsculas, letras minúsculas, números y símbolos. Si todavía quiere ofrecer mayor seguridad a sus usuarios, puede usar una autenticación de dos factores (A2F).
  2. Red privada virtual: una VPN (Virtual Private Network) permite cifrar la conexión, por lo que el proveedor de servicios no podrá acceder a su IP ya que estará conectado a la red virtual del servidor. Como la conexión está cifrada, se aumenta la seguridad.
  3. Un protocolo HTTPS: si se fija en las páginas web más confiables en internet (como por ejemplo de las principales entidades bancarias), todas ellas comienzan con el protocolo HTTPS que garantiza que nadie puede acceder al contenido que se transmite entre el emisor y el receptor.
  4. Actualización del software: cada cierto tiempo las plataformas necesitan actualizarse para solucionar problemas de versiones anteriores y/o ofrecer una mayor seguridad en sus sistemas. Es fundamental contar con la última actualización disponible de todo el software que utilice. Si tiende a olvidar este detalle, puede programar actualizaciones automáticas.
  5. Uso de certificados SSL: un ‘Security Socker Layer’ es ese ‘candado’ que a menudo aparece junto a la dirección de una página web. Si su plataforma gestiona datos personales de usuarios, es fundamental protegerlos adecuadamente con este tipo de sistemas.

Recuerde, si a diario toma las medidas necesarias para protegerse de un atropello al cruzar la calle o evitar que le roben la cartera en el transporte público, también debería tomar las medidas necesarias para que su página web sea segura para usted y sus usuarios.

Photo by Petter Lagson on Unsplash