Si hay un tema controvertido últimamente, este es el de la Web3. La fama de la nueva versión de Internet es motivo de debate a diario entre los multimillonarios de la industria tecnológica, y sus características también son motivo de reflexión. Esto es lo que haremos en este artículo.

¿Debates entre multimillonarios?

Supongo que estarás al caso, pero hace unas semanas Jack Dorsey tuiteó “You don’t on ‘web3’” (no eres dueño de web3). En aquél tweet, Jack criticaba el poder que tienen los “capitalistas de riesgo y sus socios” mientras intentan reorganizar Internet en torno a web3.

Pero Jack no se quedó por ahí, añadió también que “en última instancia”, Web3, “es una entidad centralizada con una etiqueta diferente”.

Esto me hizo pensar. Seguro que te hará pensar a tí también. Más allá del debate entre Jack Dorsey, Elon Musk y Mark Andreessen sobre el futuro de Internet, ¿es posible que la nueva versión de Internet no sea tan descentralizada como nos han prometido?

¿Qué es la Web3?

Si bien recuerdas, Web 3.0, o la  Web3 es la etiqueta que se aplica a una versión descentralizada de Internet que sería propiedad conjunta de los usuarios. “Poder al usuario”. El objetivo es ser la antítesis de cómo funcionan las plataformas - empresas privadas - centralizadas como Facebook, Google o Apple, que “contolan” el discurso y comercio en Internet. Por cierto, estas plataformas son la Web2 es lo que tenemos actualmente.

Imagen
La evolución de la Web

El escenario de un mundo Web3

En un mundo Web3 la forma en que nos comunicamos, o intercambiamos dinero, podría descentralizarse a través de redes de ordenadores. Las criptomonedas, como Bitcoin, y las DeFi te brindan alternativas a las instituciones financieras tradicionales.

Los NFTs permiten que los artistas digitales vendan su trabajo en línea, rastrean derechos de propiedad de sus creaciones virtuales.

Las redes sociales descentralizadas evitan que Youtube y Twitter sean la autoridad que decida qué es aceptable.

Parece un escenario perfecto, ¿no crees?

¿La web descentralizada no es descentralizada?

Sin embargo, hay quien afirme que “la web descentralizada no es descentralizada”. El problema está en que lo siguiente: aunque las cadenas de bloques estén descentralizadas, los servicios de Web3 que interactúan con estas cadenas de bloques están controlados por un número pequeño de empresas privadas.

Aquí es cuando el tweet de Mr. Dorsey se vuelve confuso o interesante...pues existe ya una industria emergente que respalda la web descentralizada y está muy consolidada. ¿Qué pasa con el “poder al usuario”?

Visión de la Web3

Los visionarios de la Web3 imaginaron el hardware y el software de Internet migrando de las bases corporativas hacia las redes distribuidas de ordenadores no controladas por entidades. Imaginaron la Web 3.0 como el “Sistema operativo social seguro”, en el que las cadenas de bloques están diseñadas para la seguridad, la transparencia y la estabilidad.

Pero…

Pero, según Moxie Marlinspike, aquí es donde radica el problema, o los problemas de Web3. Como hemos dicho anteriormente, “la actividad basada en cadenas de bloques, en la web, depende de un grupo de empresas privadas centralizadas.

Marlinspike cree que “se ha invertido mucho en la creación de un mecanismo de consenso distribuido sin confianza” y “todos los clientes que desean acceder a él lo hacen simplemente confiando en los resultados sin ninguna verificación adicional.” ¿Cómo lo ves?

Dos debilidades en la infraestructura de Web3

Imagen
login en la Web3, por kucoin

Marlinspike señala dos debilidades en la infraestructura de la Web3. Creo que vale la pena tener en cuenta:

  1. Las aplicaciones basadas en cadenas de bloques dependen en gran medida de APIs. Como has visto en la imagen de kucoin, la idea en la Web3, con las dApps, es usar las APIs para conectarte a las cadenas de bloques, como Ethereum, en vez de conectarte directamente. En los sitios web de la Web2 utilizas las APIs utilizando tus credenciales de Facebook, por ejemplo. Esto significa que en Web3, como en Web2 también dependes de un software que se comunique con otro software.
  2. Alchemy e Infura son dos proveedores consolidados. Estos proveedores impulsan la mayor parte de las dApps en Ethereum. Ethereum es la cadena de bloques más popular para los desarrolladores de software. El objetivo es confiar en Ethereum, “pero uno tiene que confiar en Infura o Alchemy”. Además está Binance - otro proveedor-, la plataforma que gestiona aproximadamente tres veces más volumen de operaciones (de compra y venta de criptomonedas) que su competencia directa. Y también tienes OpenSea que controla el mercado NFT o Tether(USDT), una moneda controlada por el intercambio Bitfinex, pero que significa más de la mitad de todas las monedas estables en circulación.

¿A qué te suena todo este panorama? ¿Es esta la Web3 descentralizada que queremos? ¿Se quedará la Web3 en una promesa como pasó con la Web1? ¿Estamos observando que algunas empresas “dominantes” están ganando el mercado mediante plataformas fáciles de usar - como lo eran Facebook, Twitter o Youtube - para llevar la próxima interacción de Internet a las masas?

Foto: @​​​​sebdeck @freepik

Fuente: