Si es cierto que la publicidad crea conciencia o conocimiento de marca, existen algunas dudas sobre si crean o no interés en las personas.

De hecho, este es uno de los mitos de comunicación de Kem Meyer, y la cuestión es que hay muchas cosas que crean conocimiento y conciencia, pero nadie las quiere. ¿Te viene a la cabeza alguna de ellas? ¡Compártelo en los comentarios!

Para algunas personas, usuarios, la publicidad es un problema tan grave como la contaminación del aire. La verdad es que, como hemos visto en otro artículo, está todo relacionado.

Promociones vs Experiencia

Por eso, antes de tu próxima campaña deberías preguntarte qué valor y experiencia aportará tu contenido a las personas para que estas quieran compartirlo con sus amigos, y qué pasará cuando estos amigos aparezcan. ¿Estàs preparado?

Creo que a veces gastamos tiempo útil en promociones que deberíamos estar invirtiendo en la experiencia digital que ofrecemos a las personas. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué hacer?

Buscar las transparencia

Una forma de mejorar esta situación e ir rompiendo el mito es ser transparente. Tú y tu equipo deben estar dispuestos a compartir lo que “veáis” y “escuchéis” de forma transparente. Para ello necesitas desarrollar un entorno seguro donde las “observaciones constructivas” tienen lugar. Esto tiene consecuencias a nivel de honestidad - quien eres realmente y cómo percibes a los demás - y el impacto sobre las personas será significativo.

Buscar la atracción

La atracción, después de la transparencia, es importante. No al revés. Pero la realidad es que si no eres atractivo no tendrás la capacidad de atraer, “acercar y retener”. Sé que parece lógico, pero a menudo se obvia esta cuestión.

Por tanto, si estás a punto de enviar un mensaje a la audiencia, invierte algo más de tiempo en hacer que “tu mensaje sea atractivo”. ¿Has pensado alguna vez que tu publicidad puede ser aburrida e invisible? Estudiar las métricas te puede ayudar a entenderlo.

Qué vs Quién

En los esfuerzos de comunicación es muy fácil apegarse más a lo “qué tenemos que decir” envés de “cómo y a quién decirlo”. Nos olvidamos que las personas desconectarán si el contenido es “abrupto o aburrido”. ¿No lo harías tú también?

Alguna persona que tenga un mal día incluso twiteará sobre ello con las peores intenciones! Las personas responden si hay algo para ellas. Buscan la risa, o una recompensa, por ejemplo.

Toma tiempo para estudiar la audiencia

Por tanto, toma un tiempo para considerar tu audiencia, y para preparar tu contenido para que valore a las personas que recibirán tu mensaje. Pensar como tus clientes piensan te “permite hacerte conectar de forma significativa con ellos”.

Además, tal como ya comentamos en el mito en que pensabas que tenías el control, “nunca se trata de lo que dices, si no de lo que escuchan las personas”. Por eso, “considerar todas las cosas que pasarán cuando alguien entra en contacto con tu marca evita que tu publicidad funcione contra ti. Por eso también debes invertir tiempo en “buyer persona”, y no intentar agradar a todo el mundo a la vez.

Evalúa y evalúa

Evalúa si lo que quieres decir es necesario decir en el contexto. Piensa y evalúa el lenguaje que utilizas en tus “productos, eventos y redes sociales, y sabrás si has perdido el contacto con la realidad o no”.

Por eso también es importante la perspectiva de algún profesional fuera de tu departamento u organización. Creo que para progresar en tus esfuerzos de comunicación es fundamental sobreestimar “el valor de cómo eres percibido”.

¿Cómo avanzar?

Para avanzar en un mundo con demasiada competencia y poca confianza - el 96% de los consumidores no se fía de la publicidad-, la clave puede estar en “eliminar los extras para que el verdadero mensaje se pueda oír”.

Elimina los detalles e información de contexto. Tu lo necesitas, pero tus futuros clientes y tu audiencia no. Proporciona solamente la información esencial que sirve para que tu audiencia tome una decisión.

Publicidad de McDonald's: "love free wi-fi"

Conclusión

¿Què te ha parecido el mensaje de McDonald's? ¿Lo has entendido? Recuerda que las personas quieren y buscan una experiencia, y tu auto-promoción no les interesa mucho. Si quieres que tu publicidad sea efectiva, tu “contenido y diseño” deben ser útiles, comprensibles, discretos, honestos y tener el menor diseño posible.

En tu organización, ¿hay alguna forma más simple de comunicar vuestro mensaje?

Foto: Masashi Wakui de Pixabay

Fuente

  • Less chaos, Less noise. Kem Meyer