Continuamos otra semana más compartiéndote los principios de la ley de usabilidad de Gestalt, hoy revisamos el efecto Zeigarnik, un curioso efecto psicológico que nos explica el por qué detestamos quedarnos a medias y la importancia de acompañar al usuario en cada proceso o tarea.

Artículos recomendados antes de seguir con la lectura:

El efecto Zeigarnik nos ayuda a entender la tendencia a recordar tareas inacabadas o interrumpidas con mayor facilidad que las que han sido completadas.

A principios del siglo XX, una investigadora soviética llamada Bluma Zeigarnik le llamó la atención sobre algo muy curioso que había observado: los camareros parecían recordar mejor los pedidos de las mesas que aún no habían sido servidos o pagados que los de aquellas que ya se habían efectuado.

Es decir, que la memoria de los camareros parecía dar mayor prioridad a recordar información sobre pedidos pendientes, independientemente de si se habían iniciado antes o después que aquellos que ya habían sido entregados y pagados. Los recuerdos de los pedidos finalizados se perdían con mayor facilidad.

Ilustración de la Ley 10 de usabilidad: Efecto Zeigárnik

Este efecto lo aprovechan muchos diseños Web o APPs para ayudar a los usuarios a completar determinadas tareas o procesos. Se utiliza, por ejemplo, para que el usuario complete su perfil en una determinada red social.

Conclusión

Este efecto ayuda a gestionar las tareas pendientes para facilitar el avance de un proceso o tarea que se desconoce en un principio, para ayudar a los usuarios a percibir el avance. Este principio universal fue establecido por la escuela de psicología de la Gestalt, que nos da una sensación de solidez y orden, que tendemos a buscar de forma natural. Una corriente de la psicología moderna, surgida en Alemania a principios del siglo XX.

Referencias:
· Efecto Zeigarnik - Wikipedia